4 Elementos y 7 Alimentos de Valor Nutricional Importante Para el Cuidado de la Vista

El ojo literalmente come: como todos los órganos, los ojos también se benefician de una dieta saludable. Pero, ¿Qué componentes nutricionales son particularmente importantes para los órganos visuales? ¿Y en qué alimentos están?

Los ojos hacen un trabajo duro todos los días. Para que funcionen de manera óptima, necesitan suficientes sustancias vitales. Las vitaminas en particular juegan un papel importante en la nutrición saludable de los ojos.

1- Vitamina A y betacaroteno

El retinol (vitamina A1) y el betacaroteno (provitamina A, precursor de la vitamina A) son materias primas para la «púrpura visual» (rodopsina). Sin este pigmento, las llamadas varillas en la retina, que permiten una visión clara y oscura, no pueden funcionar. Como resultado, la ceguera nocturna amenaza. El betacaroteno se encuentra principalmente en plantas con fuertes colores rojo anaranjado: zanahorias, pimientos, albaricoques, remolacha o papaya, pero también en alimentos verdes como la lechuga de cordero, las espinacas y el brócoli.

2- Los carotenoides luteína y zeaxantina 

Los carotenoides luteína y zeaxantina son particularmente importantes para la nutrición ocular. Actúan como «gafas de sol naturales» al filtrar la luz de onda corta, especialmente en el área de la mácula. También atrapan los radicales libres. Esto protege los ojos de la degeneración macular relacionada con la edad, en la cual los afectados se ven cada vez más borrosos y luego se quedan ciegos. La luteína y la zeaxantina se encuentran principalmente en plantas verdes fuertes, especialmente col rizada, brócoli y espinacas.

3- Vitamina C y vitamina E

Como en el resto del cuerpo, los llamados «radicales libres» que pueden dañar las células visuales sensibles se desarrollan constantemente en el ojo. Las moléculas agresivas se forman durante los procesos metabólicos y por la influencia de los rayos UV a los que los ojos están particularmente expuestos. Las vitaminas C y E protegen las células del cuerpo y, por lo tanto, los ojos de ellas. Buenas fuentes de vitamina C son las grosellas negras , el perejil, los pimientos, el brócoli, el repollo blanco, los kiwis y las frutas cítricas. La vitamina E proporciona aceites vegetales (por ejemplo, aceite de germen de trigo), nueces, soya y espárragos.

4- Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3, especialmente el ácido docosahexaenoico, son componentes importantes de las células nerviosas, pero también de la retina. Si el ojo está bien provisto, también puede proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad. Incluso aquellos con ojos secos pueden beneficiarse de los ácidos grasos omega-3. Se encuentran principalmente en peces de mar como la caballa, el arenque, el salmón y el atún.

Aquellos que comen una dieta razonablemente equilibrada no tienen que temer la falta de nutrientes. En general, se recomienda comer algunas frutas o verduras todos los días para todas las comidas principales e intermedias, idealmente cinco porciones al día. Los jugos de frutas sirven como fuentes adicionales de vitaminas. Los expertos en nutrición también recomiendan comer pescado regularmente. Tal dieta es particularmente importante para los ojos de los fumadores. Entre otras cosas, los contaminantes en el humo del cigarrillo redujeron el flujo sanguíneo al nervio óptico. Aquellos que beben más de dos litros de agua al día previenen los ojos secos.

7 Alimentos con alto contenido de valor nutricional beneficiosos para la salud

1. Zanahorias

Coma una ensalada diaria de zanahorias orgánicas crudas recién ralladas o beba 0.5 litros (dos vasos) de jugo de zanahoria fresco diariamente: un vaso por la mañana y otro por la noche.

Los carotenoides y otros fitoquímicos de los tubérculos protegen los ojos en todos los aspectos, pero ahora también se cree que las zanahorias pueden ayudar especialmente en el tratamiento de las cataratas. Una dieta animada combinada con jugos de vegetales crudos recién exprimidos, es particularmente adecuado para la salud de los ojos (aparte del jugo de zanahoria puro) en las dos recetas siguientes:

Jugo de zanahoria, apio, endibia y perejil:

  • 250 g de zanahorias
  • 150 g de apio
  • 50 g de ensalada de escarola
  • 50 g de perejil

Jugo de zanahoria y espinacas:

  • 300 g de zanahorias
  • 200 g de espinacas

Un mínimo de 0.5 a un máximo de 2 litros de estos jugos deben tomarse diariamente. Un efecto ocurre lentamente y, dependiendo de la condición de los ojos, puede tomar hasta un año antes de que se puedan observar mejoras concretas.

2. Vegetales de hoja verde para los ojos 

Coma vegetales de hoja verde como espinacas, col rizada, ensaladas de hojas, hierbas y vegetales silvestres todos los días.

Esto, al igual que los pimientos rojos y las calabazas (por ejemplo, la calabaza Hokkaido particularmente deliciosa) son extremadamente ricos en los dos carotenoides llamados luteína y zeaxantina. Ocurren no solo en las verduras, sino también en el cuerpo humano, especialmente en la retina y en la mancha amarilla del ojo.

La mancha amarilla es el punto en el medio de la retina (en el medio de la mácula) donde se logra la mayor agudeza visual. Ambos carotenoides funcionan en el ojo como antioxidantes y neutralizan los radicales libres que son generados por la luz entrante. La luteína y la zeaxantina no pueden ser producidas por el propio cuerpo, por lo que deben comerse en forma de frutas y verduras. Cuanta más luteína y zeaxantina haya en la dieta, mejor estarán los ojos protegidos de enfermedades oculares relacionadas con la edad, como la degeneración macular y las cataratas. La agudeza visual también depende del suministro de estos dos carotenoides. Mientras más luteína y zeaxantina comas, mejor podrás ver.

3. Zumo diario de hierba o batidos verdes

Los jugos verdes de los pastos (por ejemplo, el jugo de pasto de trigo, el jugo de kamut grass, etc.) y los batidos verdes ayudan a absorber la cantidad diaria de vegetales verdes y, por lo tanto, la cantidad necesaria de antioxidantes, así como las sustancias vitales especiales para los ojos.

4. Cáñamo diario, linaza o aceite de krill

Use aceite de cáñamo y aceite de linaza para sus ensaladas o use un suplemento alimenticio con aceite de krill o aceite de algas DHA para obtener suficientes ácidos grasos omega-3. Estos retrasan el desarrollo de la degeneración macular en la vejez y generalmente ayudan a mejorar la vista, especialmente en un momento en que solo unos pocos ácidos grasos omega-3 enriquecen la dieta convencional.

5. Nueces y semillas oleaginosas

Espolvorea semillas de girasol, semillas de sésamo o nueces (por ejemplo, nueces de Brasil) sobre tu ensalada o vegetales para aumentar tus niveles de vitamina B, vitamina E y magnesio. Con el mismo propósito, puede programar almendras como merienda diaria en el futuro. Disfrute de las almendras en forma de leche de almendras, bebida de chocolate con almendras o «licor» de almendras. 

6. Ajo diario

Para aclarar el cristalino de los ojos, la naturopatía tradicional recomienda comer dos o tres dientes de ajo al día, si no hay obligaciones sociales especiales. El ajo se considera un anticoagulante y desintoxicante natural de la sangre, por lo que la circulación sanguínea en el ojo y la desintoxicación mejoran con el consumo regular de ajo. Tenga en cuenta que los efectos del ajo se desvanecen cuando se cocinan, se cuecen al vapor, se fríen o se calientan.

7. Bayas oscuras

Las bayas oscuras como los arándanos, las bayas de aronia, las moras y las cerezas oscuras son muy ricas en ciertos colorantes vegetales: las antocianinas. Entre otras cosas, pueden mejorar la visión nocturna y proteger la retina del daño relacionado con la edad.

Las bayas aronia tienen, con mucho, el mayor contenido de antocianinas. Las bayas de Aronia se pueden disfrutar muy fácilmente en forma de jugo de aronia (un vaso pequeño (50 ml) por día). O puede agregar las bayas secas de aronia, que remoja (durante la noche) en batidos.

Soy profesional en la industria farmacéutica con grado en Farmacia, tengo experiencia en asesoría e investigación de productos para la salud. Mi experiencia profesional me ha llevado al gusto por desarrollarme en medios de comunicación escrita a través de distintos sitios web relacionados al bienestar de las personas, entre ellos ccrcinc.org, donde desde hace 3 años formo parte de su equipo de redacción, teniendo como función crear reseñas sobre los distintos productos disponibles en el mercado para ayudar a las personas a encontrar una posible solución.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta