6 Formas de Prevenir el Zumbido en el Oído (Tinnitus)

En lenguaje médico, un silbido o zumbido molesto que se escucha al nivel del oído se llama tinnitus. Puede tener muchas causas: esto es lo que necesita saber al respecto.

La percepción de los silbidos en los oídos es un trastorno auditivo, más o menos molesto, que puede estar entre los síntomas de problemas que no solo afectan a los oídos. Las causas, de hecho, pueden ser muy diferentes: identificarlas puede permitirle comenzar un tratamiento adecuado para aliviar esta molestia antes de que se convierta en una fuente de fuertes molestias.

Tinnitus es un ruido que puede desarrollarse gradualmente con el tiempo u ocurrir repentinamente; puede ser bilateral, es decir, escucharse en ambos oídos, o percibirse en un oído (por lo tanto, unilateral). En algunas situaciones, parece provenir genéricamente del interior de la cabeza.

En la mayoría de los casos, el sonido no es generado por una fuente de sonido específica dentro o fuera del cuerpo y es percibido solo por la persona que lo padece (por esta razón también se le llama «sonido fantasma»). Más raramente es perceptible incluso por un sujeto externo, por ejemplo, el otorrinolaringólogo durante la visita.

Características de los zumbidos en el oído

  • Puede tener un tono grave o alto.
  • Puede derivarse de uno o más sonidos superpuestos.
  • Puede ser continuo o intermitente.
  • Puede ser más o menos intenso.

Generalmente hablamos de silbido o zumbido, pero en realidad también se puede describir como un silbido, un susurro, un chillido o un murmullo. La duración también puede ser variable: puede ser temporal, aparecer solo una vez, manifestarse a intervalos de tiempo o volverse crónica. Para algunas personas, puede representar una molestia como afectar negativamente la calidad de vida y, en algunos casos, también conducir a formas depresivas.

Principales causas del silbido del oído

El mecanismo detrás del silbido del oído aún no se comprende completamente. En algunos casos se presume que puede ser causado por un problema en la recepción de sonidos. Además, no es raro que la aparición de un silbato en el oído esté asociada con una pérdida auditiva más o menos importante (a veces incluso sólo transitoria).

  • El envejecimiento fisiológico del sistema auditivo, que conduce a una pérdida auditiva progresiva.
  • Un trauma acústico después de la exposición repetida a lo largo del tiempo a ruidos fuertes (más de 85 decibeles) sin protecciones adecuadas (por ejemplo, están en riesgo particular, aquellos que usan herramientas muy ruidosas para el trabajo). Incluso la exposición a ruidos fuertes durante un tiempo limitado (por ejemplo, durante un concierto) puede causar la aparición de silbidos y zumbidos que, sin embargo, generalmente desaparecen en unas pocas horas o días.
  • La presencia de una obstrucción en el canal auditivo externo, por ejemplo debido a cuerpos extraños o la acumulación de cerumen (los llamados tapones de cerumen). Mira aquí 5 formas de eliminar la cera del oído. En estos casos, el síntoma principal es la percepción de los sonidos de manera amortiguada, a lo que se pueden agregar silbidos y zumbidos.
  • Un cambio repentino en la presión externa al oído (por ejemplo, ir en avión, en las montañas o durante el buceo) no compensado adecuadamente por fisiología mecanismos dentro del oído.
  • Una perforación de la membrana del tímpano.
  • Una inflamación del oído externo (otitis externa) o del oído medio (otitis media). En estos casos, el silbido en el oído puede ir acompañado de dolor (en el caso de otitis externa también simplemente tocando la aurícula), hinchazón, sensación de congestión en el oído, pérdida de audición y fiebre.

Diagnóstico 

Cuando se escuchan estos zumbidos auditivos, es bueno ir al médico para una visita a fin de identificar, cuando sea posible, las causas del problema y tratar de remediarlo. El especialista de referencia es el otorrinolaringólogo.

La visita generalmente comienza con una anamnesis, es decir, la recopilación por parte del médico de toda la información útil para hacer el diagnóstico: desde el historial clínico del paciente, incluido el de los miembros de la familia (también para evaluar cualquier problema potencialmente heredado), hasta registro detallado de los síntomas. 

Por lo tanto, es importante informar al especialista las características del silbato (cuándo apareció, cómo se percibe, etc.) y cualquier síntoma asociado (por ejemplo, sensación de un oído bloqueado, mareos, etc.). Luego sigue un examen objetivo del oído externo y el tímpano con un instrumento llamado otoscopio, gracias al cual el médico puede identificar algunas causas posibles (por ejemplo, una acumulación de cerumen o la presencia de una obstrucción del canal auditivo, cualquier daño al tímpano , inflamación del canal auditivo, etc.).

Remedios naturales para el zumbido en los oídos

No existe un tratamiento específico para el silbato en el oído, aunque en algunos casos el tratamiento de la causa también puede ayudar a eliminar el ruido molesto. Por ejemplo, en el caso de zumbidos asociados con un cerumen, puede ser suficiente eliminarlo; Para este propósito, puede ser útil la administración en el canal auditivo de medicamentos por goteo basados ​​en sustancias aceitosas solventes (como dimetilbenceno) y emolientes (como por ejemplo aceite de almendras).

Sin embargo, con mayor frecuencia, incluso si la causa del ruido puede tratarse, puede permanecer. Este es el caso, por ejemplo, de una reacción al uso de algunos medicamentos: incluso la suspensión de los mismos (después del consejo médico) apenas permite eliminar el silbato en el oído. Sin embargo, existen estrategias para manejar este trastorno, que ayudan a vivir con él. Es posible, por ejemplo, recurrir a la psicoterapia y / o al consejo de especialistas con el objetivo de cambiar los pensamientos y las actitudes relacionadas con el trastorno que contribuyen a hacerlo vivir como fuente de ansiedad e incomodidad.

Silbidos en los oídos y presión

Una diferencia entre la presión interna y externa en el oído generalmente determina una sensación de oído tapado, que puede asociarse con silbidos y zumbidos. Ocurre, por ejemplo, cuando vas en avión o en las montañas altas (la presión externa es más baja que la interna) o cuando buceas (en este caso, la presión externa es más alta).

Es principalmente un fenómeno transitorio que desaparece tan pronto como regresa a un equilibrio de presión (por ejemplo, al bajar del avión o al volver a emerger). En general, si está en un avión o en las montañas, un bostezo o la deglución son suficientes para activar los mecanismos fisiológicos dentro del oído que permiten que la presión se reequilibre. Sin embargo, bajo el agua, pueden ser necesarias maniobras de compensación específicas. Si no se compensa, de hecho, existe el riesgo de que la membrana del tímpano esté perforada.

Estrategias de prevención

Aquí hay algunas precauciones simples que pueden ayudar a prevenir el riesgo de silbidos y zumbidos en los oídos:

  1. Use protección para los oídos (auriculares y tapones) si se expone habitualmente, especialmente para el trabajo.
  2. En la medida de lo posible, evite la exposición ocasional a ruidos muy fuertes.
  3. Si está particularmente sujeto a la acumulación de cera en los oídos, adopte por limpiarlos. Aerosoles específicos para los oídos, como los que se basan en una solución isotónica de agua de mar, para eliminar el exceso de sustancia ceruminosa en el oído.
  4. Limpie el oído correctamente, evitando bastoncillos de algodón que pueden favorecer la formación de tapones para los oídos y lesiones en el canal auditivo o el tímpano.
  5. Además se puede recurrir a suplementos de origen natural, que favorezcan a la recuperación de los sonidos naturales del oído, tenemos el caso de Multilan Active por mencionar alguno.

Etiquetas:

Soy profesional en la industria farmacéutica con grado en Farmacia, tengo experiencia en asesoría e investigación de productos para la salud. Mi experiencia profesional me ha llevado al gusto por desarrollarme en medios de comunicación escrita a través de distintos sitios web relacionados al bienestar de las personas, entre ellos ccrcinc.org, donde desde hace 3 años formo parte de su equipo de redacción, teniendo como función crear reseñas sobre los distintos productos disponibles en el mercado para ayudar a las personas a encontrar una posible solución.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta