Causas y Remedios Para los Oídos Tapados

Al igual que los otros sentidos, escuchar es una herramienta importante para conocer el mundo. Es por eso que es suficiente tener los oídos tapados para sentirse excluido, a veces es un fenómeno transitorio (por ejemplo, cuando aterrizas después de un viaje aéreo), pero en otros casos este malestar puede durar días y semanas, tanto que debes visitar al médico de familia para evaluar las posibles causas y establecer el métodos de tratamiento más adecuados para el caso o posponer, si es necesario, la visita de un otorrinolaringólogo especialista.

Causas

Cuando hablamos de oídos, nos referimos a un trastorno caracterizado por una transmisión reducida de sonidos, que provienen del exterior, al cerebro a través del nervio acústico. Esta perturbación puede ser causada por una obstrucción (un tapón real) ubicado en el canal auditivo externo, ese tipo de túnel que transporta las ondas de sonido capturadas por la aurícula al tímpano.

Este tapón en el canal auditivo puede ser consecuencia de:

  • Acumulación de cera en el oído.
  • La presencia de agua que se estanca (puede ocurrir, por ejemplo, a los visitantes habituales de la piscina o después de nadar en el mar o incluso después de una simple ducha, especialmente en aquellos que tienen un canal auditivo anatómico particularmente retorcido).
  • Presencia de cuerpos extraños (como residuos de algodón causados ​​por el uso incorrecto de bastoncillos de algodón para limpiar las orejas, pequeños objetos insertados en el oído por niños o residuos de tapones de cera utilizados contra el ruido).
  • Otitis externa, es decir, inflamación que afecta la membrana mucosa del canal auditivo externo.
  • Acumulación de flema, exceso de producto en presencia de infecciones del tracto respiratorio superior (resfriado, dolor de garganta, etc.) que pueden causar otitis media, inflamación del oído medio.

Finalmente, existe la posibilidad de que la transmisión de sonidos se vea obstaculizada incluso en ausencia de un enchufe real. Puede ocurrir como resultado de cambios de presión, por ejemplo al subir altitud en las montañas o al bucear, o incluso durante el viaje en avión. Además, la sensación de taponamiento en los oídos puede ser uno de los síntomas de problemas que no afectan directamente al oído (por ejemplo, trastornos de la masticación).

Abordemos ahora en detalle algunas de las causas más frecuentes de obstrucción del oído, con los remedios, caso por caso, para descorchar los oídos.

Oído tapado: cerumen

La formación de un tapón de cerumen es probablemente una de las causas más frecuentes de tapones y también puede afectar a un solo oído. La cera del oído es la sustancia amarillo marrón que es producida naturalmente por glándulas específicas colocadas dentro del canal auditivo con la función de lubricar el conducto y protegerlo de la entrada de material no deseado y agentes infecciosos.

Normalmente, la cera del oído migra sola hacia afuera, junto con pequeños residuos de la piel del canal auditivo. Sin embargo, hay casos que predisponen a la acumulación de esta sustancia, hasta la formación de una tapa.

Por ejemplo, están particularmente en riesgo ancianos y los niños: los primeros tienen un oído más seco, por lo tanto, tiende a asentarse; y los niños, por otro lado, tienen un canal auditivo externo más estrecho y, por lo tanto, más fácil de obstruir. Incluso aquellos que usan audífonos, que impiden la filtración natural de cerumen, están más expuestos a la posibilidad de una acumulación de esta sustancia.

Además, la acumulación de cera en los oídos puede verse favorecida por una limpieza incorrecta de los oídos. Vea estas soluciones para disolver el cerumen. Limpiar los oídos con hisopos de algodón, por ejemplo, puede dificultar el flujo natural de cera y, de hecho, empujarla profundamente, con el riesgo de crear pequeñas lesiones del canal auditivo y, en el peor de los casos, daños graves en el tímpano.

Finalmente, dado que el cerumen es una sustancia higroscópica (es decir, retiene agua), incluso un posible estancamiento del agua puede favorecer su acumulación.

Estos son los síntomas principales que pueden acompañar la presencia de un tapón de cerumen:

  • Pérdida auditiva y percepción amortiguada de los sonidos, de un oído o en algunos casos, incluso de ambos.
  • Sensación de oído completo.
  • Retumbar en la voz de uno.
  • Tinnitus (zumbidos y silbidos).

La sensación de cierre y la consiguiente disminución de la audición debido al tapón de cerumen pueden empeorar, incluso con la aparición de dolor de oído, inmediatamente después del baño, porque la humedad favorece la expansión del tapón.

Cuando tiene síntomas que sospechan la presencia de un tapón de cerumen, el primer paso es acudir a la atención del médico de familia, para asegurarse de que se trata precisamente de una acumulación de esta sustancia.

Si la tapa provoca los síntomas descritos anteriormente y / o obstruye la visión de la membrana timpánica, es recomendable retirarla. Para hacer esto, el médico generalmente prescribe un medicamento en gotas para los oídos a base de solvente y sustancias oleosas emolientes (como dimetilbenceno y aceite de almendras): en general, es necesario llenar el gotero y, después de haber inclinado la cabeza con la oreja tapada hacia hacia arriba, 

Para los tapones particularmente duros, puede ser necesario repetir la instilación de gotas emolientes varias veces al día, durante 4-5 días (sin embargo, de acuerdo con las indicaciones recibidas del médico o presentes en el prospecto) antes de regresar al médico (u otorrinolaringólogo ) que, de ser necesario, eliminarán definitivamente el tapón: en general, los riegos de agua tibia pueden causar mareos e incomodidad, se usan con una jeringa sin aguja o, cuando no es posible, con maniobras especificaciones de extracción y / o aspiración que debe realizar el médico para evitar el riesgo de traumatismo y daños en el tímpano.

Aquellos que están más predispuestos a la acumulación de cera en los oídos pueden centrarse en la prevención recurriendo a específicos aerosoles incluso para la limpieza diaria de los oídos, como aquellos basados ​​en una solución salina isotónica. Estos son productos que facilitan la eliminación del exceso de cerumen y contrastan el estancamiento de líquidos.

También podemos encontrar ayuda en suplementos naturales orales como Multilan Active, este tipo de tratamientos son efectivos y su eficacia se deriva de sus compuestos sin químicos.

Oído tapado y dolor

A veces, la sensación de oído tapado puede asociarse con un dolor real, el llamado dolor de oído. Si en el caso de un tapón de cerumen, como se ve, este síntoma tiende a estar presente, especialmente cuando el tapón se dilata debido a la humedad, hay condiciones en las que el dolor es fuerte y se siente con cada movimiento auricular, incluso si apenas toca el pabellón.

Este es el caso, en particular, de la otitis externa, la inflamación que afecta el revestimiento externo del canal auditivo, causada principalmente por bacterias u hongos, y favorecida por el estancamiento de agua en el oído (de hecho, es típico del verano) y / o limpieza inadecuada. En el primer caso, el canal auditivo se mantiene húmedo durante mucho tiempo y los gérmenes, especialmente los hongos, traídos por el agua, pueden proliferar más fácilmente; en el segundo, la piel del conducto puede presentar pequeñas lesiones que pueden infectarse con bacterias.

En ambas situaciones, la sensación de oídos tapados es una consecuencia de la inflamación que encuentra el canal auditivo inflamado y cualquier secreción purulenta producida por agentes infecciosos; Además de la sensación de un oído cerrado, se siente picazón y dolor intenso y puede haber un suero transparente o amarillento en el oído. En algunos casos, incluso puede aparecer una línea de fiebre.

Oído tapado: flema

Si el canal auditivo externo está libre, el tapón puede ocultarse en el oído medio, donde se encuentra el tímpano, una cavidad llena de aire que permite que la membrana timpánica vibre y transmita el sonido al oído interno. .

Esto ocurre principalmente después de la acumulación de moco proveniente precisamente de la nariz en caso de, por ejemplo, un resfriado severo: cuando el moco infectado no se drena por completo de las fosas nasales, se acumula para obstruir el oído, con el riesgo de determinar un otitis catarral media, inflamación que conduce a una disminución notable de la audición, tinnitus, sensación de oído completo, dolor de oído (que también puede extenderse a la cabeza), fiebre. También puede suceder que la presión de la flema sobre la membrana del tímpano provoque su ruptura, con el consiguiente escape de una secreción amarillenta, más o menos densa, de la aurícula.

Hay personas más predispuestas a la acumulación de flemas y otitis media catarral que otras. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Niños, por la forma del canal auditivo.
  • Aquellos que sufren de hipertrofia de adenoides.
  • Aquellos con un tabique nasal muy desviado, lo que hace que sea más difícil drenar la mucosidad de las fosas nasales.

Para ayudar a eliminar la flema en el canal auditivo, consulte a su médico. También pueden beneficiarse los tratamientos térmicos, en particular las insuflaciones de gas térmico, posiblemente asociadas con otras terapias de inhalación térmica, como aerosoles o duchas nasales.

Para contrarrestar el dolor asociado, es posible usar un medicamento antiinflamatorio y analgésico en gotas.

Etiquetas:

Soy profesional en la industria farmacéutica con grado en Farmacia, tengo experiencia en asesoría e investigación de productos para la salud. Mi experiencia profesional me ha llevado al gusto por desarrollarme en medios de comunicación escrita a través de distintos sitios web relacionados al bienestar de las personas, entre ellos ccrcinc.org, donde desde hace 3 años formo parte de su equipo de redacción, teniendo como función crear reseñas sobre los distintos productos disponibles en el mercado para ayudar a las personas a encontrar una posible solución.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta